La humilde vida del hombre que posee la segunda fortuna más grande del mundo

Warren Buffett es nada menos y nada más que el segundo hombre más rico del mundo después de Bill Gates según la revista Forbes. Pero lo interesante de este hombre no es su increíble fortuna, sino algo más grande aún, su humildad.

Todavía vive en el mismo pequeño hogar en la ciudad de Omaha EEUU, de apenas 3 habitaciones que compró en 1958 por $ 31 500 luego de casarse hace más de 50 años . Él dice que tiene todo lo que necesita en esa casa, no  posee muros o rejas.

Conocido por su adhesión al valor de inversión, su austeridad personal y la filantropía. Su sueldo anual en el año 2006 fue de aproximadamente 100 000 dólares, cifra que se encuentra en la parte baja de los salarios en comparación con otros altos ejecutivos de otras compañías con salarios muchísimo más altos.

casa-de-Warren-Buffett-3 Actual hogar de Warren en Omaha, Nebraska, Estados Unidos.

Vista de Google Street View: Presionar el botón izquierdo del ratón y arrastrar sobre la imagen de arriba para navegar por los alrededores

Conduce su propio automóvil y no necesita de chófer o guardaespaldas.  No suele socializar con gente de la “alta sociedad” y realiza actividades tan sencillas como cualquiera de los mortales. Le gusta llegar a casa, prepararse unas palomitas de maíz y ver televisión sentado en su cómodo sillón. Tampoco utiliza celulares, computadoras, autos lujosos, barcos o jets privados, aunque es dueño de la compañía de Jets privados más grande el mundo. De hecho sus oficinas donde maneja todos sus negocios, es de apenas unos pocos metros cuadrados y conserva los mismo muebles y empleados desde hace décadas . Todo anota con lápiz y papel, no sabe prácticamente lo que es utilizar la tecnología.

Apodo por el mundo accionista como “EL ORACULO” por su admirable habilidad en los negocios y y las inversiones a largo plazo. Aunque hecho es un inversionista extremadamente conservador, racional y paciente.

casa-de-Warren-Buffett-4

Bill Gates, el hombre más rico del mundo, apenas por encima de él, lo conoció hace poco más de 5 años. En ese entonces Bill pensó que no tenía nada en común con Warren y programó una reunión de apenas medio hora, la cual terminó durando más 10 horas. Hoy Bill Gates es su gran admirador y devoto.

casa-de-Warren-Buffett-8

Otros de sus grandes atributos son su personalidad y sentido del humor, a los 84 años aún mantiene una gran vitalidad y sigue trabajando como siempre.

Descrito en su biografía como una persona extremadamente frágil, Warren sufrió mucho con el divorcio de su esposa Susie en 1977. Según la biografía, Buffet estaba perdidamente enamorado de su esposa y encajó muy mal el divorcio: estuvo viviendo como un vagabundo a las puertas de ella durante semanas, sin apenas probar bocado.

Pese a ello, ambos se profesaron un gran amor hasta la muerte de Susie en 2004, por un cáncer de garganta. Buffet se pasó semanas sin separarse de ella, y cuando murió, salió de nuevo su parte más frágil y no tuvo fuerzas para ir al funeral: “No puedo sentarme ahí, sobrecogido por todos los recuerdos de Susie, en frente de todo el mundo. Es demasiado, no puedo ir”. Susie preparó el camino de Warren tras su muerte, y pidió a su amiga Astrid Menks, que cuidara siempre de su marido. Menks se convertiría en la segunda esposa de Buffet a la muerte de Susie.

El 18 de abril de 2012, Warren Buffett anunció que padecía de cáncer de próstata y que se iba a someter a un tratamiento de 22 días.

casa-de-Warren-Buffett-7

casa-de-Warren-Buffett-5

Fuente