Un gato tiene un acto de amor tan grande con un perro, que no podrás creer

Este singular Gato llamado Pudditat tiene una particularidad impresionante. Desde que fue adoptado por su dueña Anne, Pudditat se adjudicó el papel de “gato guía” de un labrador ciego y parcialmente sordo de 14 años llamado Trevel, también mascota de Anne. De alguna forma Pudditat siempre supo que este labrador era vulnerable, y por eso asumió la responsabilidad de cuidarlo, guiarlo y ser su fiel compañero casi de inmediato.

Cuando naturalmente los perros y gatos suelen ser enemigos, en cambio ellos dos no solo tienen una excelente relación, sino que confían “ciegamente” el uno del otro y son eternamente inseparables.

Una pequeña historia realmente inspiradora, que nos llena de ternura y que no podíamos dejar de compartir contigo.  Te invitamos a ver este extracto extraído de un documental de NAT GEO que cuenta la historia en más detalles.

Fuente: Circoviral