Una rata fue adoptada por un perro y ahora son grandes amigos.

Esta es la historia de un pastor alemán y una rata, si así como lo lees, ambos son grandes amigos, les gusta jugar, lamerse el uno al otro, y por sobre todo estar juntos. El pastor alemán tiene 3 años y  se llama Osiris, es un perro de terapia y se caracteriza por ser muy obediente y cuidadoso con su amiguito. Riff es el otro protagonista de esta maravillosa historia, y fue rescatado a las 4 semanas de haber nacido hasta que fue adoptarlo por el perro.

Riff le gusta mucho jugar con Osiris y es capaz de meterse adentro de la boca del perro y lamer la comida que tiene en la lengua, aunque pensemos que Osiris podría tentarse y comérselo, esto no ocurre ya que existe un gran vinculo entre estos dos animalitos. Los pastores alemanes son muy conocidos por ser animales dóciles y educados, es por eso que se los usa para ayudar a personas no videntes o con algún tipo de enfermedad, suelen  ser compañeros y fieles.

Osiris y Riff llegaron a un nivel de popularidad en instagram increíble, podemos encontrarlos jugando como si fueran hermanos.

amistad-animal-riff-rata-osiris-perro-13

amistad-animal-riff-rata-osiris-perro-12

amistad-animal-riff-rata-osiris-perro-11

amistad-animal-riff-rata-osiris-perro-10

amistad-animal-riff-rata-osiris-perro-9

amistad-animal-riff-rata-osiris-perro-8

amistad-animal-riff-rata-osiris-perro-7

amistad-animal-riff-rata-osiris-perro-6

amistad-animal-riff-rata-osiris-perro-5

amistad-animal-riff-rata-osiris-perro-4

amistad-animal-riff-rata-osiris-perro-3

amistad-animal-riff-rata-osiris-perro-2

 

Fuente: boredpanda.es | Instagram